CÓMO FUNCIONAN NUESTROS FAGOS

Biocare, Phages, Research

Los fagos están en el centro de nuestra investigación y desarrollo y, debido a que tienen una capacidad única – atacan bacterias específicas -, son una herramienta fundamental para el tratamiento de precisión de infecciones bacterianas patógenas, además de emerger como un avance de los recursos terapéuticos convencionales enfocados sobre el uso de antibióticos.

En PhageLab exploramos soluciones eficaces para prevenir brotes y la aparición de nuevas bacterias resistentes a los antibióticos. Buscamos constantemente nuevas formas de atacar las bacterias patógenas, ya sea aislando nuevos fagos de miles de millones de muestras disponibles en la naturaleza o entrenando fagos en el laboratorio para este fin.

Entiende Cómo Funcionan Nuestros Fagos y cómo este atributo único de un enfoque personalizado nos permite facilitar el diagnóstico y optimizar la eficacia del tratamiento.

 

¿Qué son los fagos?

Los bacteriófagos (fagos, para abreviar) son virus capaces de invadir únicamente a bacterias específicas. Su estructura está compuesta por una unidad de material genético y diferentes estructuras proteicas. 

Están abundantemente presentes en la biosfera y se sabe que son los antagonistas naturales de las bacterias, ya que para «sobrevivir» necesitan reconocer específicamente a una de ellas, ingresar a su sistema y utilizar su maquinaria celular para producir copias de sí mismos.

 

Eliminación de bacterias

Los bacteriófagos pueden realizar un ciclo lítico, provocando la lisis o eliminación de la bacteria, o un ciclo lisogénico, donde integran su material genético al genoma de la bacteria, sin eliminarla.

 

 

En PhageLab utilizamos tratamientos en base a de bacteriófagos líticos o una mezcla de ellos contra bacterias patógenas. Los bacteriófagos son virus ubicuos que se encuentran principalmente donde existen bacterias. Se estima que el número total de bacteriófagos en el planeta supera una proporción de 10(31) y que por cada bacteria diferente hay 10 bacteriófagos capaces de infectarla.

Garantizamos resultados eficientes testeando un cóctel contra bacterias seleccionadas, donde nuestro sistema de producción a gran escala nos permite abordar desafíos de volúmenes industriales.

Todos los bacteriófagos de PhageLab deben cumplir 3 criterios fundamentales: 

1. EFICACIA LÍTICA:

Los experimentos in vitro demuestran que los bacteriófagos tienen un espectro de acción específico contra las bacterias-objetivo. Probar el cóctel de bacteriófagos contra bacterias locales aumenta la probabilidad de éxito del tratamiento con fagos en el campo.

2. SEGURIDAD:

Los bacteriófagos deben tener un ciclo lítico y no deben tener genes lisogénicos (como integrasas o sitios de recombinación) que puedan generar su integración en el genoma de la bacteria objetivo y no eliminarla. Al mismo tiempo, no deben tener otros genes de riesgo, como factores de virulencia o resistencia a antibióticos. Por lo tanto, la formulación es 100% lítica y segura para el huésped.

3. ESCALABILIDAD:

PhageLab tiene un sistema de producción de bacteriófagos a gran escala con rendimientos de volumen y concentración únicos en el mundo. Todos los bacteriófagos en las formulaciones de PhageLab deben tener ciclos de replicación adecuados para la producción a gran escala.

Las superficies mucosas son la principal zona de contacto entre los animales y el medio ambiente, por lo que representan el principal punto de entrada de bacterias patógenas, que colonizarán el tracto digestivo, generando brotes sintomáticos. Considerando este modelo, cuando los bacteriófagos que componen los productos de PhageLab llegan al intestino, se adhieren a la mucosidad intestinal, generando un “campo minado” contra las bacterias que colonizaron o colonizarán este órgano.

Podemos eliminar y controlar por completo enfermedades como E. coli y Salmonella en aves, terneros y ganado. Science works, and we can prove it.

 

Menú