Cuando se acerca una bacteria patógena, el fago puede reconocer las proteínas específicas de la membrana. Esto le permite anclarse y generar la infección.

Menú